Adaptarse a una lengüeta

Una cualidad que debemos desarrollar todos los oboístas, es la capacidad de adaptarnos a una caña sea cual sea su sonoridad. Esto no quiere decir que toquemos con cañas malas y no nos preocupemos de su fabricación, si no que al ser la caña por su propia naturaleza un material natural con tendencia a cambiar en su sonoridad y reacciones, debemos pues intentar adaptarnos a ella en vez de perder demasiado tiempo  probando otra o retocar demasiado la que tenemos.

Dicho esto, durante mucho tiempo mi forma de trabajar ha sido ir practicando en casa con diferentes cañas y reservar las buenas para ensayos y conciertos. Normalmente uso unas cañas para estudiar y otras para ensayar en grupo o conciertos.

Observando la manera de usar las cañas que tienen mis alumnos (siempre se aprende de ellos) decidí probar una manera diferente en mi forma de usar las cañas. La idea es preparar dos cañas poco a poco y tocar con ellas durante aproximadamente un mes. Tocar tanto en casa como en cualquier otro sitio. Por ahora llevo sólo unas tres semanas, pero la experiencia está resultando bastante interesante, ya que el nivel de adaptación que se puede conseguir es bastante alto, y aunque la caña no sea perfecta esa parte se puede suplir al estar acostumbrados a ella. Cuando lleve algún tiempo más escribiré aquí mis conclusiones y así podré ofrecer una idea más contrastada del método.

In Tags

Formas de pala

Hoy os quiero hablar de las diferencias y las características que poseen las distintas formas de pala en cuanto a más o menos amplitud de esta.

Normalmente veo a muchos oboístas que usan siempre una misma forma de pala, compran su marca favorita sin darle importancia a la forma de la pala. La forma de la pala influye sobretodo en el timbre del oboe. También hay diferencias según la marca de oboe. Hay ciertas marcas que por sus características de construcción del tubo sonoro, se adaptan mejor a un tamaño de forma o a otro. Por ejemplo, en los oboes Marigaux, los tudeles del tipo (Chiarugi N. 2) junto con palas estrechas mantienen mejor la afinación que con tudeles y palas muy anchos.

En general podemos decir que una forma más ancha de pala respecto a otra más estrecha proporcionará un timbre de oboe más oscuro y menos estridente, pero con menor proyección. La primera sensación será mayor facilidad para emitir, sobretodo en el registro medio y grave, no tanto en el agudo y sobreagudo. Con una forma más ancha también notaremos más libertad al realizar matices, ya que las formas más estrechas mantienen mejor el sonido, pero se hace más difícil expresar.

Otro aspecto a tener en cuenta será la elección del tudel. No todos los tudeles se adaptarán bien a los distintos modelos de pala. Si la pala es muy ancha y el tudel estrecho, tendremos que sacar mucho la pala hacia fuera en el atado, con lo cual la medida total de la caña será demasiado larga. Si no hacemos esto, al atar con una medida normal la pala se cerrará mucho antes de llegar al final del tudel, por lo tanto habrá muchas posibilidades de que la caña se despale posteriormente. Y esto mismo lo podemos aplicar en caso contrario: pala estrecha y tudel ancho.

En realidad hay muchas formas de pala y la elección de una u otra puede ser algo complicado sino simplificamos esta búsqueda. Para empezar voy primero a explicar los dos tipos de herramientas existentes para realizar el proceso de dar forma a una pala:

  • Shaper. Esta herramienta es la tradicional para realizar la forma de una pala a partir de una pala sin forma. La elección de la forma es importante, y lo mejor antes de comprar una forma será poder probarla. Chiarugi ofrece varias medidas para poder elegir. Otra marca parecida a Chiarugi será Rieger, básicamente el funcionamiento es similar, lo que cambia es el ajuste de la pala a la forma. Mientras Chiarugi usa el sistema de apriete con tornillo, Rieger usa una pieza deslizante. Las dos son igual de buenas, es cuestión de gustos. 
  • Afilado tipo Hórtnagl. Este tipo de máquina realiza el proceso en forma recta. La pala permanece sin doblar hasta finalizar el proceso, al contrario que con el shaper. La primera máquina de este tipo fue una Hörtnagl, pero hoy en día hay alternativas similares en precio con un sistema de ajuste de la pala más rápido, como la Reeds´n stuff. Además el catálogo de formas es muy amplio. Os dejo un pdf con las medidas. 

La elección de un sistema u otro es personal, pero ciertamente la máquina de afilado es mucho más rápida, pero también más cara. La máquina tipo Hörtnagl usa unas cuchillas que suelen durar mucho tiempo, además la Reeds´n Stuff usa un sistema de cuchillas deslizables que aumentan mucho la duración de estas. El sistema tipo shaper solo requiere una navaja o un cutter para realizar el proceso.

La mejor opción para empezar, es que nos preste algún compañero un Shaper o una máquina de afilado y así poder probar diferentes formas. Cuando tengamos las cosas algo más claras, podremos comprar la forma o formas que más nos gusten.


El equilibrio de la caña III

Voy a dejar la parte de la afinación de la caña en una entrada individual, para así no alargar demasiado cada entrada y poder encontrar las cosas de una forma más ordenada.

Aquí comentaré que maneras hay para conseguir solucionar los problemas de afinación tanto para cañas que se quedan altas como para las que se quedan bajas.

La afinación es demasiado alta:

Si las medidas son las correctas (recordemos medida total 72-73mm) en primer lugar procederemos a alargar un poco el raspado, pero con mucho cuidado y probando siempre la caña para ver como responde.

Otra opción que ayuda si la afinación es un poco alta y el sonido algo estridente, es quitar de las vías manteniendo el centro. Esto es aconsejable que lo realicemos con ayuda de una lengüeta ovalada, ya sea de plástico o de madera. Quitar de las vías ayuda a conseguir un sonido más oscuro y por lo tanto la afinación puede bajarse algo.

Normalmente las lengüetas que se quedan altas de afinación tienen una mejor solución que las que se quedan bajas, ya que una afinación alta es sinónimo de caña dura, por lo tanto admitirá que se pueda rebajar, sin embargo una lengüeta baja suele ser sinónimo de caña demasiado floja.

La afinación es demasiado baja:

Si la afinación es demasiado baja  puede deberse a varias razones: es posible que la lengüeta sea demasiado larga, puede que la caña esté demasiado abierta o también que el raspado sea demasiado largo.

Para cada situación emplearemos un método diferente, pero si no queremos marearnos demasiado, lo primero que deberíamos hacer con una lengüeta baja, será cortar un poco la punta, a penas medio milímetro o menos. Después rehacemos la punta y probamos.

Si la caña está demasiado abierta puede que sea problema del diámetro del tubo (a más diámetro de tubo las cañas se quedan más cerradas, a menor diámetro las cañas se quedan más abiertas) pero este factor lo tendremos que controlar antes de hacer la caña. Cuando está hecha ya sólo nos queda rebajar de los laterales (bordes) y en última instancia alargar un poco el raspado, para ayudar a que la caña se cierre.

Esta pequeña guía es un primer paso para el retoque de la caña de oboe. Nos apareceran muchas más dudas durante el proceso de fabricación, pero solo nuestra propia  experiencia nos ayudará a salir del paso en cada situación con mejor o peor resultado.

In Tags

El equilibrio de la caña II

Voy a dar unas nociones básicas en esta entrada para conseguir un ajuste correcto de la lengüeta de oboe. En un artículo anterior escribí sobre la importancia del equilibrio en el sonido, y esto debe ser nuestra principal referencia cuando raspemos una caña de oboe. Es muy importante este aspecto más allá del sonido que produce la caña. Con ello, no me entendáis mal, no quiero decir que no sea importante el sonido, por supuesto que lo es y mucho. Pero lo que trato de decir es que si una caña está equilibrada en todos sus registros, el paso más importante ya lo tendremos hecho. De tal manera puedo decir, que una buena caña siempre estará bien equilibrada, pero una caña que sólo suene bien, no quiere decir que lo esté.

Read More
In Tags

Aceite para madera

Este es un aceite especial que compré hace un par de años para el interior del tubo del oboe. Me lo recomendó Justin Young y desde la primera vez que se lo puse note los beneficios. Este aceite está creado por un restaurador de instrumentos antiguos, después de varios años de investigación. Este es el enlace donde lo explica: beafifer.com

Los instrumentos de madera necesitan con el tiempo y uso lubricar el canal interior del tubo, y después de probar muchos tipos diferentes de aceites, este me ha gustado mucho por varias razones: es un aceite mineral  compuesto por una mezcla de varios aceites lo que le da unas propiedades que otros no tienen. De entre estas propiedades destaco la rápida absorción por la madera, que simplemente dejando el aceite unas 12 horas se consigue la casi total absorción. Esto no sucede con otros tipos de aceites.

Después de su uso se nota que el instrumento es más estable y  centrado en cuanto a sonoridad y afinación.

Yo aplico una pequeña capa de  aceite con una pluma de pavo y lo dejo toda la noche. A la mañana siguiente simplemente los restos de aceite son apenas visibles, le paso el limpiador de oboe que uso y listo.

bore_aceite.jpg

Aceite Bore, para el interior del tubo.

1º Concurso Nacional AFOES

Os paso la información sobre un concurso que organiza la asociación AFOES: La Asociación de Fagotistas y Oboístas de España organiza el 1er Concurso Nacional AFOES para jóvenes artistas en las especialidades de fagot y oboe. Esta primera edición 2015, está dedicada a la modalidad de oboe.

El concurso se desarrollará durante los días 3, 4, 5 y 6 de septiembre de 2015 en la localidad d Buñol (Valencia).

Durante el concurso también se realizarán otras actividades que esperamos sean de vuestro interés: conferencias, stands y exposición a cargo de nuestros patrocinadores, entre otras. Cuando dispongamos de toda la información os la enviaremos.

El sonido en EEUU

Para los oboístas el sonido es algo muy personal, pero también se ve influenciado por la zona geográfica donde vivimos. Tradicionalmente han existido tres grandes escuelas que han dominado el panorama internacional: la escuela francesa, la alemana y posteriormente la americana. La escuela francesa y la alemana son las más conocidas para los oboístas europeos, pero la más reciente de las tres; la americana, es en la que nos vamos a centrar en este post.

Voy a comentar sobre el sonido de los oboístas estadounidenses, lo que normalmente en Europa llamamos "sonido americano". En primer lugar voy a dar unas breves pinceladas de las principales características que definen el sonido americano

Read More