Cañas Légère

Hace unos días tuve una primera toma de contacto, con la marca de cañas sintéticas más popular en los últimos meses entre los oboístas, esta no es otra que la canadiense Légère.

Las tres cañas que tuve la oportunidad de probar, estaban raspadas con una forma corta de U, típica en europa. No es exactamente el raspado que uso yo para mis cañas, ya que aunque uso un raspado similar, me gusta dejar la punta más larga y la parte trasera más entera, para conseguir un sonido más flexible y a la vez estable.

La sensación que me dio al probar estas cañas, es que parecía que estaba tocando en una caña natural con un grado de humedad óptimo (no es necesario mojarlas para tocar, ya que no le afecta la humedad), pero al momento de tocar, notas como la caña aumenta la temperatura. Esta sensación es extraña, pues con las cañas naturales no pasa.

De las tres cañas que probé, sólo una sonaba con una calidad notable, aunque algo fuerte y con poca vibración. Algo a tener en cuenta, ya que el fabricante no permite seleccionar las cañas. En principio tienes que conformarte con la cañas que compras, no se permite probarla. Esto par mi es un problema, ya que el precio elevado de la caña sin opción de cambio no invita de una manera especial a la compra. Su precio es alrededor de 120€ la  unidad. Las podéis encontrar en Zasmusic.

Aun con el inconveniente del precio, hay que reconocer que tiene una serie de ventajas que las hacen superiores a las naturales:

  1. El grado de humedad no afecta.
  2. Responde igual en cualquier situación ambiental.
  3. La apertura de la caña se mantiene inalterable.
  4. La duración de la caña puede ser de muchos meses de uso (según el fabricante)
  5. Puede ser una alternativa en momento difíciles de escasez de cañas.

Os dejo tres pequeñas grabaciones que tomé en el momento de la prueba:

Lengüeta plana

Es interesante experimentar con diferentes lengüetas y sus posibilidades de raspado.  

Una buena manera de experimentar por nosotros mismos las características de cada raspado, y el tipo de sonido que produce, sería dedicar algún tiempo a raspados muy diferentes de caña.

Normalmente siempre partimos de un raspado que nos gusta, y a partir de ahí realizamos los ajustes hasta conseguir una caña lo más equilibrada posible a nuestros gustos. Lo que ocurre, es que de esa forma es muy complicado saber en que influye cada parte de la caña. Al partir de un modelo definido, modificamos cada parte sin saber realmente del todo, en que afecta al sonido cada una de ellas. Esto pasa porque lo que buscamos es que la caña funcione lo mejor posible sin llegar a estropearla. Voy a proponer una idea diferente:

Montemos unas cinco cañas para probar un raspado diferente en cada una de ellas. 

  1. Raspado corto quitando mucho de la punta y poco de la parte de atrás. Hasta conseguir que la caña vaya fácil.
  2. Raspado medio manteniendo la columna central prácticamente igual desde la parte trasera hasta la parte delantera.
  3. Raspado largo quitando mucho de la parte de atrás de la caña.
  4. Raspado corto haciendo una punta muy larga, y quitando menos de la parte de atrás.
  5. Raspado medio quitando mucho de las vías y dejando la parte central de la caña prácticamente sin tocar.

Con cada una de estas propuestas, nos esforzaremos en raspar bastante cada una de las zonas que pretendemos experimentar, aunque esa zona no sea la apropiada para los gustos nuestros. De tal manera que podamos discernir cada parte de la caña, los efectos que produce raspar cada zona y así tener una idea más clara de todo el proceso.

Después de todas estas pruebas, anotaremos los resultados de cada modelo con sus caracteristicas y peculiaridades, para poder crear así un archivo de referencia que nos pueda servir de ayuda, para  poder modificar y adaptar nuestras cañas según nos convenga. 

© 2016 Oboepalas

Theme by Anders NorénUp ↑